Home » Noticias»¿AstraZeneca ad portas de ser comprada por Pfizer?

 
 

¿AstraZeneca ad portas de ser comprada por Pfizer?

 

Revista

La Propiedad Inmaterial

Último volumen

Derechos de autor de las obras reproducidas y publicadas en línea por los motores de búsqueda 

Ernesto Rengifo García

Los motores de búsquedas son una importante herramienta tecnológica que facilita la difusión y acceso a información en internet. Sin embargo, cuando se trata de obras protegidas por el derecho de autor –para el caso del derecho continental– o copyright –para la tradición anglosajona– existe la dificultad de definir si los motores de búsqueda infringen los derechos de los titulares de estas obras. 

Ver Más

Caso imatinib: análisis técnico y jurídico del trámite de patente en Colombia 

Luisa Fernanda Díaz Pinilla, Rafael Guevara, Natalia Lamprea, Óscar Lizarazo-Cortés

 

Imatinib –comercialmente disponible como Gleevec® o Glivec®– es un medicamento empleado principalmente en el tratamiento de la leucemia mieloide crónica. La protección de este medicamento por patente en Colombia, en la forma de una entidad polimórfica denominada forma Beta (β) del mesilato de Imatinib, muestra un trámite muy divergente entre la postura de la Superintendencia de Industria y Comercio que en 2003 niega la patente, y la postura del Consejo de Estado que en 2012 revoca dicha negación y ordena conceder la patente. 

Ver Más

Leer más artículos
Indicaciones para autores

 


Palabras clave:

Viernes, 30 de mayo de 2014 

Durante los últimos meses ha sido de gran revuelo la noticia de la posible fusión de dos gigantes de la industria farmacéutica Pfizer y AstraZeneca. La empresa norteamericana Pfizer, creadora de medicamentos blockbuster como el Viagra, ha hecho multimillonarias ofertas a la junta de AstraZeneca con el ánimo de lograr la fusión de las dos compañías.

La Oferta Pública de Adquisición realizada por Pfizer en enero de 2014, regida por las leyes del Reino Unido,  inició con una oferta de las £63.000 millones de libras esterlinas, luego de varias negativas de la empresa inglesa y de la valorización de sus acciones en la bolsa, la oferta alcanzó los $119 billones de dólares y finalmente se fijó en la propuesta de conceder 1.747 acciones de la nueva compañía a los socios de AstraZeneca además de £24.76 libras por cada acción de AstraZeneca.

Las negociaciones que han adelantado las dos empresas ha despertado gran interés, no solo porque podría tratarse de una estrategia de Pfizer para eludir impuestos en Estados Unidos, al ubicar las sedes principales de la nueva empresa en el Reino Unido[1], sino por tratarse de la más grande fusión de la industria, y que genera diversas implicaciones en la propiedad industrial.

En primer lugar, es factible que la pronta expiración de algunos de los medicamentos más vendidos de la empresa norteamericana sea uno de los motivos que la llevan a buscar tan insistentemente la celebración del acuerdo. En efecto, la patente sobre el medicamento para controlar el colesterol, Lipitor, patentado por Pfizer estuvo vigente hasta noviembre de 2011, momento en el cual entró al mercado el genérico Atorvastatin.

En segundo lugar, la historia de las fusiones y adquisidores en la industria farmacéutica ha dejado el sin sabor de aminorar el paso de las investigaciones que adelantan las empresas que participan en esas transacciones. Esta preocupación fue resaltada por los directivos de AstraZeneca a la asamblea general de socios y por el gobierno inglés, señalando que aceptar la fusión, podría repercutir de forma negativa en las investigaciones que se adelantan en la búsqueda de medicamentos contra el cáncer, y recordaron que AstraZeneca se comprometió a conservar el 20% de la fuerza de trabajo dedicada la investigación y el desarrollo en el país[2].

En efecto, en Estados Unidos este tipo de transacciones han sido evaluadas con cierto recelo por las autoridades antitrust como la Federal Trade Commission y el Departamento de Justicia, obligando en algunos casos a que las patentes de las empresas que se fusionan sean licenciadas a otras, evitando así que se cree un monopolio en la investigación y posterior comercialización de medicamentos[3].

Otro punto bastante interesante y polémico de las negociaciones es la determinación del precio correcto de AstraZeneca, y que debe ser fijado analizando no sólo las patentes y demás derechos de propiedad industrial que ya posee la sociedad, entre otros factores, sino también las investigaciones que ya están adelantando y la incertidumbre que las mismas representan.

Finalmente, el resultado de las negociaciones no ha sido fructífero, pues no ha sido posible que las partes lleguen a un acuerdo, y considerando que por disposición de las leyes inglesas deberán transcurrir seis meses antes de que Pfizer pueda hacer nuevamente un llamado a la mesa de negociación, es factible que las negociaciones se reinicien a finales de agosto.

 


[1] If Pfizer Avoids U.S. Taxes By Buying AstraZeneca, Will Congress Be Forced To Act? Forbes. Disponible en:http://www.forbes.com/sites/matthewherper/2014/04/28/if-pfizer-escapes-u-s-taxes-by-buying-astrazeneca-will-congress-be-forced-to-act/

[2] Pfizer raises stakes with final AstraZeneca takeover approach. The Guardian. 18 de mayo de 2014. Disponible en: http://www.theguardian.com/business/2014/may/18/pfizer-lay-out-final-astrazeneca-takeover-proposal

[3] Cfr. ESTADOS UNIDOS. Federal Trade Commission. Analysis of Proposed Consent Order to Aid Public Comment. EnIn the Matter of Roche Holding Ltd. Febrero 25 de 1998.

Tags:


Palabras clave:

SUSCRÍBETE AL BOLETÍN

Correo Electrónico *

Archivo

 

Servidor dedicado - UEC