Informe final sobre licencias obligatorias en Australia

dnaInforme final sobre licencias obligatorias en Australia 

Lina María Diaz
Agosto de 2013

El gobierno australiano, siguiendo las recomendaciones realizadas por el Comité de Asuntos Comunitarios del Senado (Senate Community Affairs References Committee’s) en su Informe de patentes de Genes en el 2010 y por la Comisión Australiana de Reforma Legislativa (Australian Law Reform Commission) en el documento intitulado Genes y el Ingenio: las patentes de genes y la salud humana (ALRC 99, 2004), decidió evaluar la profundidad, la eficiencia y efectividad del sistema de licencias obligatorias de ese país, el cual se encuentra en la Ley de Patentes de 1990. El resultado final de esa evaluación fue publicado el pasado 28 de marzo por la Comisión de Productividad (Productivity Commission).

Una de las principales conclusiones de la Comisión fue que las licencias obligatorias rara vez son necesarias. En efecto, en Australia hasta el momento no se ha concedido ninguna de estas licencias. Lo anterior se debe a que las partes, el titular de la patente y quien quiere obtener la licencia, generalmente prefieren negociar y llegar a un acuerdo que beneficie a ambas partes, ya sea por el pago de regalías o por lograr mecanismos de colaboración entre las partes, o por compartir los riesgos asociados a la comercialización de productos nuevos dentro de un mercado.