La Patente Unitaria

La creación de la Patente Unitaria en la Unión Europea (UE o la Unión) ha sido un camino lleno de vicisitudes, el cual duró más de cuatro décadas en consolidarse. Por ejemplo, uno de los retos más importantes fue la constante oposición de España e Italia frente a la adopción del alemán, francés e inglés como idiomas oficiales de la Patente Unitaria, sin incluir el español e italiano. Pese a la oposición de España e Italia, se decidió recurrir a la cooperación reforzada, mecanismo mediante el cual el Consejo Europeo puede dar continuidad a la implementación de un disposición unitaria, aun si existe desacuerdo entre los países de la UE.

Debido al creciente número de solicitudes de patentes, y el costo que representaba dicha solicitud ante la oficina de patentes europea (EPO por sus siglas en inglés), se hizo necesaria la implementación de un régimen común de patentes en la EU, que para el año 2012 se instauró como “Paquete de Patentes de la EU”. Una gran problemática eran las múltiples solicitudes que se debían realizar para obtener una patente; en primer lugar debía hacerse  ante la EPO y consecutivamente en otros países miembros del convenio Europeo de patentes, con el fin de adquirir una protección extensiva mediante dicho tratado que regula el procedimiento para la obtención de patentes en la EPO. Con el ánimo de avanzar en la implementación de dicho “Paquete”, se creó entonces el Reglamento 1257 de 2012 relacionado con la creación de una Patente Unitaria, el Reglamento 1260 de 2012 sobre los idiomas oficiales y traducciones de la patente unitaria, y el Acuerdo sobre La Corte de la Patente Unitaria (el Acuerdo). Esta entrada explicará cada una de estas normas que hacen parte del Paquete de Patentes de la UE. El “Paquete” entrará en vigor en el momento en que 13 países de la Unión ratifiquen el Acuerdo. Al momento de escribir esta nota, 8 países lo habían ratificado.

La Patente Unitaria no deroga las patentes ni al sistema de otorgamiento de la EPO; por el contrario entra a ser parte de este último sistema. Originariamente, para la solicitud de una patente ante la EPO, además de solicitar la patente ante esta oficina, el solicitante necesitaba validar su patente ante cada país en el idioma oficial de dicho territorio. La falta de uniformidad también proviene del hecho que la EPO no se encuentra dentro de la estructura legislativa y organizacional de la UE, sino que cuenta con su propio sistema legal e institucional, el cual incluye la misma EPO y el convenio Europeo de patentes. Bajo el nuevo sistema, las formalidades para obtener una patente ante la EPO se mantienen, pero el titular de la patente después de un mes de haberla obtenido debe solicitar un “Request for Unitary Effect”. Contrario a lo que ocurría, no será necesario validar la patente en cada país, pues tan pronto una patente unitaria es otorgada, tendrá los mismos efectos para todos los países de la UE.

Igualmente, dentro de un periodo transitorio se deberá presentar la traducción a la que hubiera lugar. Para este efecto, los idiomas oficiales, al igual que en la EPO, son el alemán, francés e inglés. las patentes europeas se otorgarán en Inglés y podrán ser traducidas a cualquier otro idioma de la UE. Sin embargo, al ser el francés y el alemán, idiomas oficiales, las patentes otorgadas en estos idiomas, deberán ser traducidas al inglés.

Otro elemento importante del paquete europeo, es la creación de Unified Patent Court (UPC). La jurisdicción principal del UPC está dirigida a regular los aspectos sustanciales de validez y violación de patentes unitarias. Adicionalmente se le otorga poder jurisdiccional a la UPC para decidir sobre los certificados de protección suplementarios o Suplementary Protection Certificates (SPC), los cuales sirven como mecanismo para extender el término de exclusividad de las patentes sobre ciertas invenciones (v.gr. medicamentos para el tratamiento de enfermedades de niños).

La UPC cuenta con un sistema jerarquizado y especializado de cortes, en los  diferentes países de la UE. En  primera instancia hay una División Central con sede en París, y dos divisiones especializadas en ciertos asuntos. La división de Londres se encarga de casos relacionados con necesidades humanas, con química y metalurgia, mientras que la división en Múnich se encarga de temas relacionados con ingeniería mecánica, iluminación, calefacción, armas y explosivos. Finalmente, existe una Corte de Apelaciones, que procederá como segunda instancia, y la cual se encuentra en Luxemburgo. Es importante también mencionar que el UPC no funcionará como una corte paralela al Tribunal de Justicia de la UE (TJUE), sino que por el contrario el UPC “colaborará con el [TJUE] para garantizar la correcta aplicación y la interpretación uniforme” de la legislación de la UE (artículo 21 del Acuerdo). Para lograr dicho cometido, el UPC puede solicitar la interpretación prejudicial al TJUE en aspectos relacionados con el derecho de la UE, y la validez e interpretación de actos realizados por instituciones, órganos u organismos de la Unión (artículo 267 del Tratado de Funcionamiento de la UE).

También se ha creado un periodo de transición frente a las patentes otorgadas por la EPO y los SPC. En principio, la UPC conocerá de las patentes otorgadas por la EPO que no hayan expirado al momento de entrada del acuerdo que crea la UPC o las que fueron otorgadas después de dicha fecha. Sin embargo, existe un periodo de transición de 7 años después de la entrada en vigencia del Acuerdo, periodo durante el cual, los casos relacionados con la violación o revocatoria de una patente de la EPO o la violación o declaración de invalidez de un SPC pueden seguir siendo conocidos por los tribunales de los miembros de la UE.

 A pesar del largo camino por crear una patente unitaria, la UE finalmente estableció un nuevo sistema de patentes que busca garantizar mayor uniformidad sobre patentes en la Unión. Sin embargo, hay que entender que el paquete de patentes europeo (esto incluye la patente unitaria, la reglamentación sobre traducciones y la burocracia judicial de la UPC), creada en el seno de la UE, no entrarán hacer cambios drásticos dentro de la EPO, sino que busca complementar las patentes que se otorgan en la EPO, al permitir que dichas patentes tengan un efecto uniforme en la UE ,y que si existe alguna controversia respecto a su validez o se presente una infracción, se resuelva por medio de un tribunal de la UE especializado en patentes, es decir el UPC.