Home » Competencia Económica y Consumo»Mocek y Wenta V. Lacoste: Lacoste gana batalla por la notoriedad de su cocodrilo

 
 

Mocek y Wenta V. Lacoste: Lacoste gana batalla por la notoriedad de su cocodrilo

 

Revista

La Propiedad Inmaterial

Último volumen

Derechos de autor de las obras reproducidas y publicadas en línea por los motores de búsqueda 

Ernesto Rengifo García

Los motores de búsquedas son una importante herramienta tecnológica que facilita la difusión y acceso a información en internet. Sin embargo, cuando se trata de obras protegidas por el derecho de autor –para el caso del derecho continental– o copyright –para la tradición anglosajona– existe la dificultad de definir si los motores de búsqueda infringen los derechos de los titulares de estas obras. 

Ver Más

Caso imatinib: análisis técnico y jurídico del trámite de patente en Colombia 

Luisa Fernanda Díaz Pinilla, Rafael Guevara, Natalia Lamprea, Óscar Lizarazo-Cortés

 

Imatinib –comercialmente disponible como Gleevec® o Glivec®– es un medicamento empleado principalmente en el tratamiento de la leucemia mieloide crónica. La protección de este medicamento por patente en Colombia, en la forma de una entidad polimórfica denominada forma Beta (β) del mesilato de Imatinib, muestra un trámite muy divergente entre la postura de la Superintendencia de Industria y Comercio que en 2003 niega la patente, y la postura del Consejo de Estado que en 2012 revoca dicha negación y ordena conceder la patente. 

Ver Más

Leer más artículos
Indicaciones para autores

 


Palabras clave: , ,

El pasado 30 de septiembre de 2015, el Tribunal General de la Unión Europea impidió a la compañía Polaca Mocek y Wenta, el registro de una marca que contenía la palabra “Kajman” en una figura de cocodrilo. 

La compañía Polaca había solicitado en el 2007 a la Oficina de Armonización del Mercado Interior (OAMI) el registro de dicho signo figurativo como marca comunitaria para productos y servicios como: calzado, arrendamiento de inmuebles, carteras y vestimenta. A lo cual se opuso la compañía Francesa Lacoste el 6 de mayo de 2008.

La razón de su oposición, fue la titularidad de una marca comunitaria anterior, registrada el 26 de mayo de 2004 y renovada hasta 2022. Atendiendo la oposición, la OAMI denegó el registro del signo de la compañía Polaca para la vestimenta, calzado y artículos de cuero, basándose en la reputación de la compañía Francesa y la notoriedad del cocodrilo. Por lo cual interpusieron un recurso ante el Tribunal General  de la Unión Europea con el fin de que éste anulara la resolución previamente emitida por la OAMI.

El Tribunal General de la Unión Europea estimó que la marca era lo suficientemente similar, tanto en su aspecto conceptual como gráfico, al famoso logo de Lacoste, lo que creaba un riesgo de confusión en los consumidores. Llevándolos a creer que los productos que tuvieran este particular signo figurativo provenían de la misma compañía o de compañías ligadas económicamente y por ende, el consumidor podría considerar que se trata de una variante de Lacoste. Frente a este caso, resulta conveniente preguntarse entonces, sí la figura del cocodrilo le pertenece única y exclusivamente a Lacoste, quien sería el único autorizado a explotar la forma de éste animal. Ahora bien, ¿cuáles son los parámetros objetivos para determinar cuándo un cocodrilo se asimila realmente al de Lacoste, o todos los casos de cocodrilos serían infracción?

 

1. FASHION UNITED.” Lacoste remporte le combat contre un “caïman” polonais”, 30 de Septiembre de 2015. [Disponible Aquí]

2. LE SOIR. “Lacoste restera le seul crocodile du marché”. 30 de Septiembre de 2015. [Disponible Aquí

3. Decisión del Tribunal de la Unión Europea:

Tags: ,


Palabras clave: , ,

SUSCRÍBETE AL BOLETÍN

Correo Electrónico *

Archivo

 

Servidor dedicado - UEC