Posible Estratificación de la internet en el futuro próximo

Lunes, 19 de Mayo de 2014 

Palabras Clave: Neutralidad en la red, internet, copyright, trato equitativo, proveedores de contenido, proveedores del servicio de internet, ISP 

“I will take a backseat to no one in my commitment to network neutrality, because once providers start to privilege some applications or websites over others, then the smaller voices get squeezed out and we all lose. The internet is perhaps the most open network in history, and we have to keep it that way.[1] “ – Así se dirigió el entonces senador Barack Obama en un acto de campaña política a los empleados de Google, el 17 de Noviembre de 2007, cuando se hallaba en plena carrera por la Presidencia de los Estados Unidos. Con esas palabras sentaba de forma explícita su compromiso por preservar la neutralidad en la Internet, lo que implicaba mantener una red en donde toda la información fluyese bajo condiciones iguales y sin que hubiese lugar a niveles de prioridad de una sobre otra, hasta llegar al usuario final. Sin embargo, los más recientes acontecimientos en el entorno político y legal de la nación norteamericana han hecho tambalear esa promesa que tantos aplausos recibió de parte de muchos grupos y asociaciones.

El término de la neutralidad en la red fue por primera vez acuñado por el profesor de la Universidad de Columbia, Tim Wu[2], quién lo definió como un principio de diseño de sistema de redes[3]. Según este, la máxima utilidad de una red de información pública se alcanza mediante el trato equitativo a todo tipo de contenidos, páginas web y plataformas[4]. Para entender mejor las bondades de este modelo, se acude a la alegoría de la red eléctrica[5]. Una red eléctrica posibilita el transporte de electricidad desde una central hasta un dispositivo electrónico, trátese de un computador, una radio o una televisión, permitiendo que todos ellos funcionen sin distinción alguna. La neutralidad que subyace en el modo de operación de una red eléctrica ha hecho posible su supervivencia a lo largo de muchos años y a que sirva de soporte al nacimiento de ideas innovadoras[6]. Este es el concepto que se pretende rescatar para su aplicación en la red de información digital.

Pero la implantación de este modelo no ha sido una cuestión que haya marchado apaciblemente. Si bien despierta adeptos entre muchos grupos de consumidores y compañías que desarrollan contenidos para la Internet, no deja de tener contradictores entre respetables académicos[7] y grandes empresas que ven en él un anquilosamiento para el buen andar de la economía. La complejidad que supone no únicamente entender cuál es su idea sino también sus alcances y los mecanismos para hacerlo efectivo, ha acarreado debates que se prolongan por mucho tiempo. Consciente de las diferentes caras que ostenta el asunto, en el más reciente pronunciamiento judicial sobre el tema, el pasado 14 de enero la Corte de Apelaciones para el Distrito de Columbia, optó por un acercamiento sosegado, empezando por contemplar el contexto de la situación[8]. De esta manera, antes de decidir sobre si las regulaciones encaminadas a consolidar un sistema de neutralidad eran válidas o no, consideró pertinente hacer un breve recuento de las funciones de los agentes que operan en la Internet y de qué manera sus roles se verían influenciados por la puesta en práctica de tal concepto. Según la Corte, hay cuatro elementos en el mercado de la Internet a saber: la red troncal, proveedores de banda ancha, proveedores de contenido y los usuarios finales[9]. La red troncal está compuesta por diferentes enrutadores (routers) y conexiones de fibra óptica, a través de los cuales se puede transmitir gran cantidad de información[10]. Los proveedores de banda ancha operan los canales de transmisión de las redes troncales y hacen posible que los usuarios de internet puedan conectarse a la red[11]. Cobran mayor relevancia e importancia los proveedores de banda ancha en la medida en que esta tecnología ha venido reemplazando a la línea telefónica como vía de acceso a la red, convirtiéndose en el medio preferente entre los usuarios[12]. Finalmente están los proveedores de contenido, quienes son aquellos que suministran contenido, servicios y aplicaciones en la red para el consumo de los usuarios finales[13].

La neutralidad como guía del funcionamiento de la Internet, reinaría principalmente sobre las relaciones entre los proveedores de banda ancha y los proveedores de contenido. Esto conllevaría a que los proveedores de banda ancha se vieran en la obligación de transmitir a los usuarios finales toda la información ofrecida por los proveedores de contenido bajo las mismas condiciones y sin discriminación alguna. De no existir el mencionado principio, se abriría el camino a una situación diversa. Esta contemplaría la posibilidad de que los proveedores de banda ancha no facilitaran toda la información de los proveedores de contenido bajo condiciones equitativas, sino que disminuirían la calidad en que se transmiten cierto tipo de datos, reducirían la velocidad en que son transmitidos algunos o simplemente bloquearían cualquier acceso que se pudiera tener a ellos[14]. Las motivaciones para tomar este tipo de medidas podrían ser variadas, desde la intención de excluir del mercado a un competidor que ofrezca productos similares a los ofrecidos por el proveedor de banda ancha, hasta el cobro de utilidades o prestaciones a los proveedores de contenidos como requisito previo para ganar acceso a los canales de transmisión más eficientes y apreciados por los usuarios finales.

Ante esta situación, la visión que inicial y aparentemente parecía tomar mayor fuerza era la que abogaba por el establecimiento de sólidas medidas que protegieran la neutralidad en la red, bajo el entendido de que esta característica ha identificado de manera implícita a la Internet a lo largo de toda su historia y de que ella ha posibilitado que dicha red haya sido el caldo de cultivo de tantos proyectos de innovación y de surgimientos empresariales. El abandono de la neutralidad conduciría a una situación insegura, en la cual se truncaría el avance de pequeños empresarios y se reducirían considerablemente los niveles de innovación. Fue con esta teoría que la administración de Obama se asentó en la Casa Blanca y que empezó a tomar forma con el nombramiento de Julius Genachowski como director de la Federal Communications Commission (FCC)[15], siendo él quien desde la óptica de dicha entidad fue encargado de trazar como objetivo procurar el trato equitativo y no discriminatorio de la información que circule en la red.

La FCC es la entidad gubernamental entre cuyas competencias se encuentra la regulación del sector de comunicaciones, y uno de sus actuales proyectos es ahondar en la reglamentación del mercado de la Internet. Al llegar Genachowski a la dirección de la entidad, se empezaron a tomar cartas en el asunto, buscando la manera de implementar el pretendido principio de neutralidad. Un primer intento se dio con la propuesta de cambiar la clasificación de los proveedores de banda ancha de “proveedores de servicios de información” a “portadores comunes (common carriers)”[16]. Lo que se buscaba con ello era atribuirle a los proveedores de banda ancha las obligaciones que les son propias a los llamados “portadores comunes”, obligaciones que en general asegurarían la igualdad de tráfico informativo en las redes, porque se enfocan en prohibir la discriminación en la transmisión de datos y el impedimento al acceso a estos por parte de los usuarios finales. Sin embargo, esta propuesta no prosperó y hoy en día los proveedores de banda ancha siguen siendo clasificados como proveedores de servicios de información, categoría que no entraña de manera directa la obligación de no discriminar o de no impedir acceso a los contenidos digitales.

La FCC se decidió entonces por valerse de otras estrategias. La primera consistió en añadir en el 2005 Policy Statement la regla según la cual los proveedores de banda ancha no pueden discriminar contra algún tipo de contenido o aplicación, y el principio de transparencia, de acuerdo con el cual los proveedores de banda ancha deben revelar todas sus políticas a sus clientes[17]. Con base en estas directrices la FCC descalificó ciertas conductas de Comcast, un importante proveedor de banda ancha, que le cercenaba la posibilidad a BiTorrrent de ofrecer aplicaciones para el intercambio de archivos en la red[18]. No obstante, el 6 de abril de 2010, la Corte de Apelaciones para el Distrito de Columbia, en el caso Comcast Corp vs. FCC, consideró que la FCC no tenía autoridad para obligar a los proveedores de banda ancha a mantener sus redes abiertas a todo tipo de información[19].

La FCC no descendió sus brazos y continuó explorando opciones para asegurar la neutralidad. Su siguiente paso fue el de echar mano del título segundo del Communications Act, el cual faculta a la FCC con la posibilidad de regular actividades en el sector de comunicaciones. Con base en esta norma, el 23 de septiembre de 2011 se publicaron unas reglas finales orientadas a preservar una Internet abierta y libre[20]. Las reglas entraron en vigencia el 20 de noviembre de 2011 y le imponían a los proveedores de banda ancha la obligación de ser transparentes en sus prácticas de gestión de las redes, de no bloquear contenidos ajustados a la ley, o de discriminar sin razón justificada la transmisión de contenido en las redes[21]. Verizon, otro importante proveedor de banda ancha con operación en los E.E.U.U, demandó estas reglas ante las autoridades judiciales, y el 14 de enero de 2014, la Corte de Apelaciones para el Distrito de Columbia, en el caso Verizon Communications Inc. v. Federal Communications Commission, siendo este el más reciente fallo sobre el tema, aseveró que las obligaciones impuestas sobre los proveedores de banda ancha compartían la naturaleza de las que son propias a los portadores comunes (common carriers)[22]. Dado que los proveedores de banda ancha no ostentan la categoría de portadores comunes, se presentaba entonces una regulación incongruente, por lo que la Corte decidió que las reglas eran inválidas.

Para el momento en que se dicta este último fallo, Genachowski ya había dado paso para que Tom Wheeler ascendiera como nuevo director de la FCC. Tras la decisión judicial era evidente que la FCC debía idear otras formas de lidiar con la problemática, y para ello la entidad se concentró en la labor de crear nuevas reglas que siguieran los lineamientos esbozados por el pronunciamiento de la Corte. Sin embargo, las últimas declaraciones de Tom Wheeler sobre el proyecto de reglas que se publicará el próximo 15 de mayo para dar espacio a la manifestación de la opinión pública, no son muy alentadoras, sino que por el contrario han despertado voces de alerta a lo largo de todo el país. Según esas declaraciones, el nuevo proyecto de reglas les permitiría a los proveedores de banda ancha abrir diferentes canales de transmisión, cada uno con diferentes velocidades, y además cobrar remuneraciones a los proveedores de contenido por el uso de los canales más rápidos y más eficientes[23]. Para muchos, esto no se compadece de ninguna manera con el principio de neutralidad, sino que por el contrario estaría dando cabida a la visión opuesta.

Muchos grupos de consumidores, importantes compañías y hasta el propio Presidente Obama se han mostrado consternados por las declaraciones de Wheeler[24]. Aún así, el nuevo director de la FCC se mantiene en su posición de que la nueva dinámica planteada en el proyecto no pondría en peligro el funcionamiento del principio de neutralidad. En todo caso, el verdadero alcance del sistema planteado por el proyecto solo se conocerá a fondo cuando salga a la luz pública y luego de que su contenido sea desentrañado por las opiniones de los diversos sectores económicos y sociales. Si se quiere adoptar un modelo que se compadezca con las visiones y aspiraciones que el público tiene sobre una Internet que redunde en beneficio de toda la sociedad, la decisión final que adopte la FCC habrá de tener en cuenta las observaciones y recomendaciones que sigan a la publicación de ese primer proyecto.

[1] THE REGISTER, Mozilla asks FCC to unleash the nuclear option on net neutrality. Disponible en: http://www.theregister.co.uk/2014/05/05/mozilla_asks_fcc_to_take_the_nuclear_option_on_net_neutrality/

[2] COLUMBIA LAW SCHOOL, Tim Wu. Disponible en: http://www.law.columbia.edu/fac/Tim_Wu

[3] WU TIM, Network Neutrality FAQ. Disponible en: http://www.timwu.org/network_neutrality.html

[4] Ibìdem

[5] Ibìd

[6] Ibìd

[7] “The supporters of net neutrality regulation believe that more rules are necessary. In their view, without greater regulation, service providers might parcel out bandwidth or services, creating a bifurcated world in which the wealthy enjoy first-class Internet access, while everyone else is left with slow connections and degraded content.

That scenario, however, is a false paradigm. Such an all-or-nothing world doesn’t exist today, nor will it exist in the future. Without additional regulation, service providers are likely to continue doing what they are doing. They will continue to offer a variety of broadband service plans at a variety of price points to suit every type of consumer.” – Pepper, Robert (14 March 2007). “Network Neutrality: Avoiding a Net Loss”. TechNewsWorld. Disponible en: http://www.technewsworld.com/story/56272.html

Otras opiniones detractoras pueden verse en:

PODHORETZ JOHN, Contentions – Who Runs the Internet: What Lobbying Is Really All About. En: Commentary. Disponible en: http://www.commentarymagazine.com/2010/12/01/who-runs-the-internet-what-lobbying-is-really-all-about/

FARBER DAVID, KATZ MICHAEL. “Hold Off On Net Neutrality”. En: The Washington Post (19 January 2007). Disponible en: http://www.washingtonpost.com/wp-dyn/content/article/2007/01/18/AR2007011801508.html

[8] UNITED STATES COURT OF APPEALS FOR THE DISTRICT OF COLUMBIA CIRCUIT, Verizon v. Federal Communications Commission. Decided January 14, 2014 No. 11-1356. Citation: 740 F.3d 623 (D.C. Cir. 2014); 11-1355 (2014)

[9] Ibídem

[10] Ibíd

[11] Ibíd

[12] Ibíd

[13] Ibíd

[14] Ibìd

[15] CAULEY LESLIE, Obama to name Julius Genachowski as FCC leader. En: USA Today. Disponible en: http://usatoday30.usatoday.com/money/media/2009-01-13-obama-fcc_N.htm

[16] BRODKIN JON, Make ISPs Into “Common Carriers,” Says Former FCC Commissioner. En: Arstechnica (24 de Enero de 2014). Disponible en: http://arstechnica.com/tech-policy/2014/01/drop-regulatory-hammer-on-internet-providers-says-former-fcc-commish/

[17] BRAZIL BAUTISTA CHRISTIAN, Net Neutrality Is Under Threat From The FCC: What It Is, And How We Got Here. En: Digital Trends. (17 de mayo de 2014). Disponible en: http://www.digitaltrends.com/web/net-neutrality-timeline/#!OMGmN

[18] Ibídem

[19] Ibíd

[20] Ibíd

[21] Ibíd

[22] Ibíd

[23] Ibíd

[24] THE WHITE HOUSE, We the People Response: Reaffirming the White House’s Commitment to Net Neutrality (February 18, 2014). Disponible en: http://www.whitehouse.gov/blog/2014/02/17/we-people-response-reaffirming-white-houses-commitment-net-neutrality