Sentencia europea sobre la marca de color.

Sentencia del tribunal de justicia sobre la marca de color  6 de mayo de 2003 

En  esta sentencia que se produjo en los Países bajos tiene por objeto resolver el litigio entre Libertel Groep BV y Benelux-BMB-, el litigio se generó a causa de la negativa de registro como marca de un color naranja para productos y servicios de telecomunicaciones, solicitado por Libertel.

Dentro de las conclusiones a las que llegó el Tribunal se destaca la el pronuncionamiento respecto del color, en tanto que  por sí solo, sin delimitación espacial, puede tener, para determinados productos y servicios, un carácter distintivo siempre y cuando se tenga en cuenta el interés general y que no se restrinja indebidamente la disponibilidad de los colores para los demás operadores que ofrecen productos o servicios del mismo tipo que aquellos para los que se solicita el registro.