Competencia Económica y Consumo
18 de septiembre de 2018

La confianza distribuida en los tiempos del blockchain

La tendencia de las criptomonedas como sistema de pago descentralizado ha traído consigo la aparición de una nueva tecnología que promete trasformar el mundo como lo conocemos, se trata de la cadena de bloques o blockchain, un libro mayor distribuido que promete fortalecer la eficiencia en la forma de hacer negocios

La tendencia de las criptomonedas como sistema de pago descentralizado ha traído consigo la aparición de una nueva tecnología que promete trasformar el mundo como lo conocemos, se trata de la cadena de bloques o blockchain, un libro mayor distribuido que promete fortalecer la eficiencia en la forma de hacer negocios.

Su funcionamiento es sencillo, como no hay intermediación, blockchain se mantiene gracias a la capacidad de procesamiento que sus mismos usuarios brindan al sistema, se conforman diferentes nodos en red que cuentan con una copia de todas las operaciones que se han llevado a cabo en este libro mayor, es decir, cada nodo que hace parte de la red blockchain, cuenta con una copia de todas las operaciones del mercado, lo que implica que todas las transacciones son de naturaleza pública.

Cuando se realiza una nueva operación, el registro encuentra lugar en el bloque de datos que se este generando en ese momento dentro de la red, y una vez se completa su capacidad de almacenamiento, este bloque se añade a una cadena de otros bloques, conformando la totalidad del libro. Antes de agregarse una nueva operación al bloque, los nodos de la red deben confirmarla, constatando la existencia de los fondos o activos del emisor, de tal suerte que si hay suficiente conceso en la existencia de esos fondos, la operación ingresa al nuevo bloque, pero si no cumple con las expectativas del registro de la red, es rechazada y la operación nunca ingresa al sistema.

 

Ilustración 1. Cadena de bloques (Nakamoto)

El último bloque de la cadena cuenta con una función hash, la cual debe coincidir exactamente con la función hash del nuevo bloque, lo que blinda de seguridad las operaciones, impidiendo que los datos sean modificadas o alterados de forma fraudulenta.

Ilustración 2. Encriptación hash

 

Pero entonces, ¿Por qué la popularidad de blockchain?, la respuesta se fundamenta en la trasformación de la confianza a lo largo de los últimos tiempos.

En un principio, la confianza era de carácter local, es aquella confianza que existe en comunidad, todos se conocen entre todos y existe un sistema de reputación social, si una persona defrauda a otra en este esquema, todos los miembros se van a enterar y nadie volverá a confiar en esta persona. Sin embargo, las ciudades crecieron y se hizo imposible conocer a todas las personas del territorio, por lo que surgió la confianza de carácter institucional, una confianza basada en los intermediarios como terceros que garantizan que la contraparte cumplirá con su palabra.

El esquema institucional funcionó correctamente durante un tiempo, pero los intermediarios empezaron a crear tantas brechas, que en la actualidad la confianza institucional se encuentra en crisis, aspectos como la corrupción en el ámbito gubernamental, las defraudaciones del sistema financiero o el mal tratamiento de los datos personales por parte privados, han creado una percepción general de desconfianza.

Por esta razón, ha surgido la confianza distribuida, una confianza en la que desaparecen los intermediarios y los usuarios no solo hacen parte del sistema, sino que son el sistema, es darles el control a las personas, para que dejen de ser usuarios del servicio y se conviertan en el servicio.

Es el esquema que presentan las criptomonedas y ha surgido gracias a la tecnología blockchain, eliminar los terceros hasta el punto en que sea posible y confiar en los sistemas de integridad que la red ofrece.

Desde esa perspectiva, el modelo comunicacional también ha cambiado, bitcoin se popularizó sin tener que invertir en pauta publicitaria gracias al intercambio social, es el denominado ‘word of mouth’ o ‘boca a boca’ publicitario. Se trata de cambiar la forma en que las personas reciben un mensaje y sugestionar su disposición a compartirlo con los demás.

El ‘word of mouth’ propone involucrar a los consumidores con el producto, si estos desconfían de la publicidad, se requiere conducir una estrategia en donde la desconfianza se desvanezca en lo que ellos si confíen, esto es es en sí mismos. Entonces, si el consumidor tiene garantías en que una tecnología le ofrecerá integridad financiera, permitiéndole descartar la confianza institucional y llegar a una confianza distribuida donde no solo será parte del sistema, sino que será uno de los nodos del sistema, el consumidor preferirá una criptomoneda, al sistema financiero tradicional.

Así las cosas, la tecnología blockchain ha innovado en la forma de recopilar los datos, sus cualidades técnicas, basadas en integridad y trasparencia, han permitido que surjan nuevos modelos de negociación, transformando el concepto de confianza institucional y dando pie al desarrollo de confianza distribuida. Ahora será posible hablar de una verdadera economía colaborativa, en donde el usuario no sea el producto del sistema, sino el sistema en sí mismo.

Referencias:

Tapscott, Don. (2017). La revolución blockchain(segunda edición). Barcelona, Deusto.

Nakamoto, S. (2008). Bitcoin: un sistema de dinero en efectivo electrónico peer­ to­ peer. Disponible en https://bitcoin.org/es/bitcoin-documento.

Botsman, R. (2017). Who Can You Trust?.Penguin Books Limited.

Chen, Z. & Berger, J. (2016, 01). How Content Acquisition Method Affects Word of Mouth. Journal of Consumer Research, vol. 43, pp. 86-102.