Competencia Económica y Consumo
14 de noviembre de 2018

Station F: Una versión europea de Silicon Valley

Extendido en un área de 34.000 metros cuadrados y ubicado en el décimo tercero arrondisement de Paris, yace un complejo cuyos fundadores han denominado como el más grande campus de empresas emergentes (start up) del mundo. Se trata de Station F, un proyecto concebido por el multimillonario francés Xavier Niel y que propende por crear un ecosistema ideal para el surgimiento de empresas tecnológicas e innovadoras

Extendido en un área de 34.000 metros cuadrados y ubicado en el décimo tercero arrondisement de Paris, yace un complejo cuyos fundadores han denominado como el más grande campus de empresas emergentes (start up) del mundo. Se trata de Station F, un proyecto concebido por el multimillonario francés Xavier Niel y que propende por crear un ecosistema ideal para el surgimiento de empresas tecnológicas e innovadoras[1]. Tras cuatro años de trabajo, el arquitecto Jean Michel Wilmotte logró transformar un antiguo edificio ferroviario considerado como monumento histórico, en una instalación conveniente para el trabajo de nuevas empresas emprendedoras. El 29 de junio de 2017, la nueva estructura fue inaugurada y a la respectiva ceremonia asistió el presidente Emmanuel Macron[2].

 

Su área de trabajo consta de más de 3000 escritorios, 8 salones de evento, 1 zona de trabajo común (makerspace) y un restaurante abierto las 24 horas durante los 7 días de la semana. Para finales de este año se espera la inauguración de una zona de vivienda aledaña al área de trabajo, con capacidad para albergar a 600 residentes, con un centro deportivo, una cafetería y un bar privado[3].

 

La puesta en marcha de este proyecto hace parte de una iniciativa nacional de Francia por hacer del país una economía líder en el sector de la innovación y la alta tecnología. Los últimos acontecimientos mundiales, concretamente la elección del presidente Trump en los Estados Unidos y la decisión del Reino Unido de retirarse de la Unión Europea, se han conjugado para motivar a emprendedores e inversionistas a explorar otros mercados para impulsar sus proyectos. Francia, al igual que otros países europeos, no ha ahorrado esfuerzos para atraer la atención de estos empresarios, y en ese sentido ha desplegado estrategias para crear condiciones propicias para la inversión y las compañías emergentes[4].

 

Por esa razón, en octubre del presente año en una visita al complejo de Station F, el presidente Macron hizo mención de algunos aspectos claves que en su criterio le ayudarán a Francia a convertirse en una “start up nation”. Uno de ellos es que en Francia haya más de las llamadas empresas unicornio, es decir aquellas empresas valoradas en más de mil millones de dólares y respaldadas en tecnologías disruptivas[5]. Y para ello es necesaria la creación de un ecosistema financiero que acompañe el proceso de incubación de las empresas emergentes. En efecto, se ha sostenido que en Francia a las empresas les es accesible obtener un capital de lanzamiento para empezar la actividad empresarial. Sin embargo, muchas empresas no logran tener acceso a un capital de expansión o desarrollo (growth capital), el cual es necesario para la siguiente etapa de crecimiento de la empresa[6]. Este es pues un aspecto que debe mejorarse.

 

Adicionalmente, Macron recalcó en la conveniencia de atraer talento humano. Para ello, anunció la creación de un visado especial para facilitar la inmigración de trabajadores extranjeros para que residan en Francia y laboren en áreas relacionadas con la tecnología[7]. Así mismo, el presidente francés señaló que era necesario simplificar las reglas y procedimientos que regulan la actividad empresarial, y que en todo caso, el proyecto de convertir a Francia en una nación líder en el sector de la innovación y tecnología debe tomar en consideración el desarrollo y la perspectiva de Europa[8].

 

En cuanto al proyecto de Station F en específico, éste reviste unas particularidades que conviene resaltar. Lo primero es la firme convicción de tener un carácter internacional. En ese sentido, la directora del proyecto, Roxanne Varza, una joven emprendedora de origen estadounidense e iraní enfatizó en que en el campus debía imperar un ambiente cosmopolita basado en un talento internacional. Por esa razón, las aplicaciones para ser parte del proyecto de la incubadora deben hacerse en inglés, y una gran parte de las empresas escogidas para ser parte de los programas de apoyo provienen del extranjero[9].

 

En segundo lugar, según Varza, la distribución de las zonas de trabajo favorece el trabajo en equipo entre las distintas empresas emergentes, de tal suerte que las empresas que estén experimentando las mismas dificultades puedan trabajar en conjunto. Así mismo, las empresas que inician su actividad empresarial tienen la ventaja de poder interactuar con emprendedores más experimentados y de esa manera obtener una retroalimentación[10]. De esta manera se busca fomentar un espíritu de trabajo cooperativo que de acuerdo con la experiencia en Silicon Valley ha arrojado buenos resultados.

 

El proyecto de Station F pretende ser inclusivo con una gran variedad de empresas que interactúan con distintas clases de retos y oportunidades. Por esa razón, se ofrecen 33 tipos de programas de apoyo que buscan satisfacer las distintas necesidades que presentan las empresas emergentes[11]. Uno de esos programas es auspiciado por Facebook, en el cual presta asesoría y acompañamiento a un grupo de entre 10 y 15 compañías emergentes en el sector de la economía de datos[12]. Pero también otro programa de apoyo está dirigido a favorecer a aquellos emprendedores que por sus condiciones socio-económicas no cuentan con las mismas ventajas de los demás. En este grupo se hallan los inmigrantes con dificultades de integración, los refugiados, entre otros. Como caso de éxito de este programa de apoyo se narra la historia de un emprendedor que había sido condenado por hurto de autos y tras cumplir su condena se incorporó al programa de Station F y gracias a ello hoy en día desarrolla softwares especializados para contrarrestar robos[13].

 

Otro de los beneficios que ofrece el proyecto Station F son canales de comunicación con empresas de todos los sectores industriales. Se dice que en este punto hay una ventaja con respecto a Silicon Valley en donde el ecosistema está comprendido por empresas del sector tecnológico. Pero en Station F las empresas tecnológicas emergentes tienen la posibilidad de establecer contacto con socios de otras áreas de la industria[14].

 

Así pues, Station F se une a otras iniciativas europeas tales como Tech City en Londres o Silicon Alle en Berlín, en un esfuerzo por impulsar el desarrollo empresarial en el área de la alta tecnología. Pero la idea expuesta en Station F resulta prometedora de tal suerte que distintos mandatarios de países como Chile[15], Argentina, Noruega[16]y recientemente Colombia han visitado sus instalaciones para aprender sobre el modelo de trabajo y explorar posibilidades de replicarlo en sus países de origen[17].

 

Si bien aún falta trabajo para que proyectos como Station F igualen o sobrepasen los resultados de Silicon Valley, en parte porque las empresas en Estados Unidos tienen la ventaja de un mercado inmenso que se extiende de costa a costa en dicho país y en Europa las empresas aun enfrentan los desafíos de un mercado fragmentado por las fronteras de los estados, lo cierto es que representa una iniciativa cuyos atributos deberían seguirse de cerca para observar de qué manera podrían reproducirse en otros hemisferios.


[1]Ver https://stationf.co/

[2]MEDEIROS JOAO. STATION F, THE WORLD’S LARGEST STARTUP CAMPUS OPENS IN PARIS. Publicado en Wired. Disponible en: https://www.wired.co.uk/article/station-f

[3]Ver https://stationf.co/

[4]AGNEW HARRIET. Emmanuel Macron thinks big in vision for French tech unicorns. Publicado en Financial Times. Disponible en: https://www.ft.com/content/61c5f20a-81a8-11e7-a4ce-15b2513cb3ff

[5]MUNDUBELTZ-GENDRON STÉPHANIE. A Station F, Emmanuel Macron édicte ses 4 grandes convictions pour faire de la France une start-up nation. Publicado en L’Usine Digitale. Disponible en: https://www.usine-digitale.fr/editorial/a-station-f-emmanuel-macron-edicte-ses-4-grandes-convictions-pour-faire-de-la-france-une-start-up-nation.N753194

[6]Op cit. AGNEW HARRIET.

[7]Op cit. MUNDUBELTZ-GENDRON STÉPHANIE

[8]Ibídem.

[9]Op cit. AGNEW HARRIET.

[10]Op cit. MEDEIROS JOAO.

[11]LOUIS LISA. STATION F: CAN IT HELP PARIS BECOME A STARTUP UTOPIA? Publicado en Deutsche Welle. Disponible en: https://www.dw.com/en/station-f-can-it-help-paris-become-startup-utopia/a-42584879

[12]MURGIA MADHUMITA y AGNEW HARRIET. Facebok to base first business incubator in France’s Station F. Publicado en Financial Times. Disponible en: https://www.ft.com/content/b9367492-dbcc-11e6-9d7c-be108f1c1dce

[13]KNOWLES KITTY. Station F Is The World’s Biggest Startup Incubator, Can It Become The Best?. Publicado en Forbes. Disponible en: https://www.forbes.com/sites/kittyknowles/2018/05/02/station-f-is-the-worlds-biggest-startup-incubator-could-it-also-become-the-best/#6a5d79e562d0

[14]LOUIS LISA. STATION F: CAN IT HELP PARIS BECOME A STARTUP UTOPIA? Publicado en Deutsche Welle. Disponible en: https://www.dw.com/en/station-f-can-it-help-paris-become-startup-utopia/a-42584879

[15]Ver France 24 – Piñera se reúne con Macron en París en su primera etapa de una gira europea. Disponible en: https://www.france24.com/es/20181008-pinera-se-reune-con-macron-en-paris-en-su-primera-etapa-de-una-gira-europea

[16]Op cit. KNOWLES KITTY.

[17]Ver https://id.presidencia.gov.co/Paginas/prensa/2018/181113-Se-preparara-proyecto-para-repicar-en-Colombia-modelo-de-la-incubadora-empresarial-mas-grande-del-mundo.aspx